Hablo de esa sensación de engaño

AbrilarHace un tiempo que he andado muy ocupado y no había publicado nada anti sistema comercial. Pero esto vale mención.

Ayer tuve una tos tuberculosa tos nocturna que me da a veces y durante el día de hoy he estado mal. Por lo que ok, en contra de mi voluntad, voy a la farmacia más cercana a comprar algo.

Esa es la #FarmaciasCruzVerde en #LosDomínicos.

De partida, al entrar me fijé que el dispensador de tickets estaba roto con todos los tickets colgando. Para dármelas de buen ciudadano tomé el primero de la fila y voy a caja. Hay bastante gente al interior.

No veo la pantalla de atención con el número por ningún lado hasta que la pillé en un rincón, tapada entre avisos publicitarios, merchandasing y branding.

Me atiende un señor. Tengo el 89 e iban en el 83, pero me dice que adelante, #NiEnElRegistroCivil.

Yo le pido #Abrilar o alguna opción más económica (sé que hay uno de #LaboratoriosChile), pero el vendedor me dijo que no tenía nada semejante y acepté uno.

Estoy apoyado en el mesón con mi cara de muerto en pena y ahí, a centímetros de mis ojos observo una caja de #Tapsin comprimidos día y noche. Le digo al vendedor que me llevo el #Tapsin -se lo apunté notoriamente-. Era X precio.

Cuando me estaba cobrando el cajero, en frente, tuve a la vista un jarabe en una vitrina del tipo “especial bajos precios invierno” y veo una caja con hojitas verdes y pienso: “esto es un jarabe de hiervas, lo voy a probar”.

Le pregunté precio, lo pasó por el lector, lo encontré económico y le dije que llevaba uno para probarlo.

Teniendo las cajas de jarabe a mi vista, veo los componentes: son los mismos en misma concentración.

Como ando idiota y alicaído, no reaccioné de una a primeras, pero luego instintivamente tomé ambas cajas sobre mi mano y me percate que los dos tenían el mismo peso neto. Abrí de copuchento el #Abrilar y noto que su envase es de vidrio, la cuchara se siente en la mano y trae más folletería que postulación burocrática a fondo estatal. Por el otro lado, el #BronTec era envase de plástico, la cuchara era más liviana que la Paris Hilton y la papelería una sola hoja, mínima y acotada.

Entonces pido devolver el #Abrilar y que en vez  me llevaba dos #BronTec. Comprando dos jarabes el total fue poco más que llevar uno solo.

Luego llegué a mi casa, revisé la boleta y caché por qué no me habían salido los cálculos. El #Tapsin que yo había visto costaba X precio y acá en la boleta salía X+1.

Revisé los formatos del #Tapsin y tiene uno solo de 18 cápsulas.

Y ahí, me surgieron unas dudas:

¿Con 4 empleados más el guardia en tienda no se podía arreglar o retirar el dispensador de tickets?

¿Quién piensa en el diseño interior de las farmacias como para poner el panel principal para el cliente en un lugar apartado y de difícil acceso visual?

¿Por qué el vendedor me dijo que no había alternativa, cuando si la había? ¿Olvido o intención?

¿Por qué 2 jarabes idénticos tienen tal diferencia de precios y formato tan diferente?

¿Por qué si yo le apunté el producto que quería, estaba ahí a la vista y precio en amarillo grande, el vendedor no me dijo la diferencia? De nuevo, ¿Olvido o intención?

Ni idea si está reflexión metafísica es del estilo sistema capitalista de mierda y sus abusos. O del estilo corporativo; empleados flojos, con actitudes que perjudican al consumidor resultando en una atención deficiente. ¡Pues si como sea! Como dice mi buen Nelson, por esto sigo prefiriendo #Dr.Simi.

Si te gustó este artículo, ¡compártelo! ¡Gracias!

Dr. Simi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s