Uno sabe, se pierde

Puedo escribir en minutos lo que sentí en pocos segundos. Y es que, yo sé mucho, de allá y de tal qué, pero a veces hay pequeñas piezas del conocimiento que se pierden, se extravían. En general, nadie sabe porque, ni cómo. Por lo común, uno nunca espera. Suela juega, suela baila.

Pocas veces en la vida, los románticos de las letras tenemos la oportunidad de estar con ella. Y es que, cinco son suficientes para saber que esa sonrisa debe ser tuya, que esos ojos debes mirar a diario, que esas manos merecen tu piel. El amor platónico no existe. Y no es real por algo sencillo; la única posibilidad que merece su belleza en categoría de amor es sentir la corriente. De la energía. Cuando es verdadero produce escalofríos y cuestiona tu estructura. No sabes porque, tampoco cómo reaccionar. Ante los engaños, prefiero morir como poeta sin respuesta a caer, que morir sin decir.images

Uno sabe, dicen que uno lo siente. Pero no funciona así. Uno sabe por el recuerdo de ese rostro, por esos segundos que quisiste congelar, pero que ya no son tuyos y ese es el fin. Pasa rápido. Y lo pierdes. Y hoy no quiero perder. No lo sé aun y quizá no lo sabré, pero hoy no quiero perder. Y quedas mirando un más allá sin contexto, preguntándole a la luna si es posible sentir así. Si está bien. Pero no lo está, mientras la chispa no confunda a varios, no lo está. Y se pierde. Por allá.

Si te gustó este artículo, ¡compártelo! ¡Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s