La Teletón ¿es la institución que conoces?

La Teletón existe desde 1978 bajo el eslogan de la cuenta 24.500-03 y  el mensaje de 27 horas de amor. En este tiempo ha sido imitada en otros países de la región, aunque no es una idea original.

La Teletón chilena consiste de un programa de televisión de 27 horas ininterrumpidas de duración, transmitido por todas las cadenas de televisión de este país agrupadas en Asociación Nacional de Televisión (Anatel) y administrado por la Fundación Teletón, que además es una institución que funciona todo el año.

Inicios

La Sociedad Pro-Ayuda al Niño Lisiado (SPANL) nació en Santiago en 1947, cuando un grupo de médicos más padres y educadores se unieron para trabajar en la rehabilitación de los niños con secuelas de poliomielitis que en ese entonces había azotado al país.

En sus orígenes, la Sociedad obtenía sus recursos a través de colectas que se realizaban una vez al año, además de otras actividades como bingos, canastas y té. Así, el Ministerio de Justicia (hoy también de Derechos Humanos) aprobó en 1948 la personalidad jurídica de la sociedad.

En 1950, SPANL arrendó una casa donde estableció la “Escuela Especial de Lisiados”, pero tras la epidemia de poliomielitis que se intensificó en 1955, la escasa infraestructura de la sede no dio abasto para atender a tantos menores. En vista de eso, la Polla Chilena de Beneficencia donó una nueva sede, ubicada en Huérfanos 2681. Al primer “Centro de Rehabilitación Carlos Urrutia” como se llamó, se sumó un internado y un taller de ortopedia donados por privados.

Con el tiempo, la poliomielitis comenzó a ser tratada con vacunas, por lo que dejó de ser la prioridad y comenzaron a llegar pacientes con parálisis cerebral, malformaciones congénitas, discapacidades por accidentes, problemas neurológicos, distrofia muscular progresiva y otras enfermedades del aparato psicomotor.

Durante más de treinta años, la Sociedad Pro-Ayuda desarrolló sin grandes problemas sus labores médicas y educativas, a pesar de no contar con más financiamiento que los aportes entregados por países extranjeros. Sería recién en 1975 cuando la institución comienza a sufrir serios problemas económicos y ya en 1978, los requerimientos la sobrepasan.

Una realidad diametralmente opuesta vivía en ese entonces Mario Kreutzberger, presentador de televisión chileno conocido como “Don Francisco”. A fines de la década de 1970, Kreutzberger era el comunicador chileno más exitoso de la televisión gracias a Sábado Gigante. Con ese cartel ideó una campaña benéfica que entregara aportes en dinero a un determinado grupo con algún tipo de necesidad, una copia a eventos realizados por el también judío Jerry Lewis en los Estados Unidos. El asunto es sencillamente una frescura, en USA el caso terminó en un escándalo de proporciones tras rebelarse que la mitad de los recursos incautados terminaba en las arcas fiscales del, por esa época, flamante Estado de Israel. Además, la iniciativa está organizada desde su génesis como un show business mediático en el que lo más importante es magnificar las utilidades por medio de las audiencias.

Por eso días, Kreutzberger fue invitado al programa de televisión Dingolondango, de TVN. En el show se donaba dinero a una organización benéfica. Fue en ese momento cuando conoció a Ernesto Rosenfeld, presidente de la Sociedad Pro-Ayuda hoy director de la Fundación. Hizo la donación y Rosenfeld lo invitó a conocer la obra que el encabezaba.

Kreutzberger le propuso el formato de la Teletón a la SPANL en 1978. A pesar del crítico momento del país se organizó el evento. El 8 de diciembre de 1978 se dio inicio a la primera Teletón chilena, que duró 27 horas, se transmitió en colores desde el Teatro Casino Las Vegas y recaudó 84 millones de pesos (2,5 millones de dólares de la época).

La popularidad de la Teletón provocó que muchas personas con discapacidad intentaran ser tratadas por el nuevo Instituto de Rehabilitación Infantil (IRI) de Santiago, provocando un explosivo aumento en la demanda. Además, nuevos pacientes comenzaron a ser tratados en los IRI de Antofagasta, Concepción (ambos en 1981) y Valparaíso (en 1982).
Y en 1986 la Fundación se adjudicó en remate público el Teatro Casino Las Vegas (desde entonces Teatro Teletón).

A través del Decreto Supremo Nº95, fue aprobada la personalidad jurídica de la Fundación Teletón, el 22 de enero de 1986. La Fundación Teletón se fusiona y queda desde ese momento a cargo de la organización y administración de la recaudación de fondos de la Sociedad Pro-Ayuda al Niño Lisiado.

Estar en la Teletón

Para ser una de las empresas auspiciadoras, deben ser marcas de consumo masivo, líderes en el mercado, de importancia en la canasta familiar. Además, las empresas no deben ser competencia entre sí y debe existir un banco, destinado a la operación del proceso de donaciones. A cambio, las empresas auspiciadoras deben dar una suma de dinero durante la campaña, financiar actividades de difusión y producción de la campaña. Cada año, la Fundación Teletón establece un monto mínimo que cada empresa debe colocar para poder participar en la próxima campaña, el cual aumenta año a año. Del total de dinero recaudado en cada versión, las empresas aportan entre el 20% y el 25%.

Las empresas asociadas, por otro lado, mejoran su imagen y promocionan sus principales productos utilizando a algunos de los rostros más populares de la nación. Tras la obertura, se realizan diversos bloques, liderados por rostros famosos representantes de cada canal.
Algunos de los segmentos más tradicionales incluyen la vedettón, un bloque matinal, la inauguración en vivo de un nuevo centro -que se asemeja mucho a las inauguraciones de políticos-, el bloque infantil, un show de variedades y eventos deportivos. En todas las ciudades del país y diversas organizaciones, se realizan eventos simultáneos.

En el show final a estadio lleno se presentan los artistas invitados y las empresas entregan los aportes monetarios más alumbrados.

Por la Teletón han pasado Los Jaivas, Faith No More, Celia Cruz, Chancho en Piedra, Gloria Estefan, Emmanuel, José Feliciano, Ricardo Montaner, Los Prisioneros, Lucero, José Luis Rodríguez “El Puma”, Sandro, Chayanne, Juanes, Fito Páez, Marco Antonio Solís, Ricky Martin, Beto Cuevas, Los Bunkers, Juan Luis Guerra, Tito el Bambino, Los Pitbulls, Mocedades, Luis Fonsi, Diego Torres, Joan Manuel Serrat, Yuri, Gloria Trevi, Prince Royce, Axel, Luis Jara, Américo, Daddy Yankee, Carlos Vives, Rosana, Congreso, Illapu, Alberto Plaza, David Bisbal, Carlos Baute, Enrique Iglesias, Natalino, Myriam Hernández, Pedro Fernández, Elvis Crespo, Miguel Bose, Franco de Vita entre muchos otros, referentes de la música hispanoamericana y nacional.

La cifra que se entrega al cierre del evento en el Estadio Nacional es una permanente manipulación y lo recaudado ha sido por años superior. Las cifras son sistemáticamente falseadas por el Banco de Chile, ellos hacen la distribución de los dineros. Asombra que Andrónico Luksic es dueño del banco, es íntimo amigo de Mario y en adelante veremos cómo su influencia se extiende más allá de esto.

Funcionamiento

La Teletón tiene un costo operacional de más de $4000 millones a los que se suman los costos de mantención del Teatro Teletón y los gastos administrativos. Estos se reembolsan en parte por el arriendo del teatro durante y la venta de servicios publicitarios.

Vale remarcar que todos los datos y cifras de este reportaje corresponden a información entregada por diferentes medios creíbles de este país. Sin embargo, mucho de esto no es comprobable y las cuentas se mantienen secretas. Por tanto, se da por supuesto que debido a la inflación los montos varíen, no así las metodologías o distribuciones.

El 79% del financiamiento de la Fundación Teletón se realiza gracias al evento solidario celebrado anualmente, mientras un 16% lo paga el Ministerio de Salud (Minsal). Algunas empresas, como la Polla Chilena de Beneficencia mantienen donaciones constantes a la fundación. Estos ingresos son invertidos por Banchile en un fondo de AFP.

Los aportes voluntarios personales equivalen al 76,3 % del total, las empresas colaboraron con el 23,3% -aumentando sus ventas no durante esas 27 horas de amor, sino durante el mes completo que dura la campaña con mayor penetración publicitaria del país—. Lo restante, se desglosa en un 15,5% de los auspiciadores estables y un 6,4% de las tareas establecidas durante la jornada. Cifras misteriosas, difíciles corroborar y actualizar.

Según un estudio hecho por la consultora Nilo, un 65% de la gente cambia su marca preferida por la marca que está en Teletón.

Otro punto importante a considerar es que las empresas gozan de una exención de impuestos por sus donaciones, valiéndose de la Ley de Donaciones Culturales que las favorece para entidades sin fines de lucro. De esta forma, no pagan menos impuesto que sin donación, pero sí que les sale barato donar. Muchísimo más económico y más fácil que realizar la enorme publicidad que despliega la Teletón.

“Si las trasnacionales entregaran tan sólo un 1% de sus utilidades a la Fundación, ésta podría tener financiamiento de manera permanente” dijo varias veces Gladys Marín, la persona política más consecuente que haya conocido Chile.

Por eso, que quede claro, la Teletón utiliza el sufrimiento y las emociones más primitivas del ser humano para lavar la imagen pública de empresas que atentan contra los derechos de sus trabajadores y el medio ambiente los 365 días del año y no 27 horas. Esto lo dicen varias fundaciones, ex vinculados que conocieron a la institución puertas adentro y hasta la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Otra cosa es que simplemente hay gente que no puede acceder. Conozco un caso de una pareja de hermanos inválidos que heredaron un pedacito de tierra. No la pueden explotar ni hacer nada con ella, debido -que ironía- por la discapacidad que los limita. Ellos fueron rechazados por la Teletón, sin embargo, el hijo de Iván Núñez, un famoso rostro de TV que no debiera tener problemas financieros si lo aceptaron. Se ha sabido que la Fundación rechaza pacientes que lo necesitan con criterios discriminatorios donde el poder y la influencia mandan.

La repartija de utilidades es así según publicó hace años Revista Capital: un 30% destinado a costear la terapia de los niños impedidos. Otro 30% se destina a construir nuevos centros de tratamiento o a lo anterior.

Bien, pero un 10% es destinado a contratar a la agencia de publicidad y realizar la campaña para la próxima Teletón. O sea, todos deben ser donantes generosos, menos las agencias de publicidad. No digo que lo hagan gratis, pero si con voluntad socio financiera, algo de sentido comunitario y eso no sucede. La agencia McCann es la principal y paradójicamente una de las 5 más grandes de Chile.

Pero he aquí otro cuestionamiento. Un 25% de los fondos se destina a pagar a los artistas y rostros, los mismos que pregonan durante un mes la generosidad reciben cuantiosas utilidades. Piensa en esos miles de millones divididos entre un grupo de famosos.

Y acá lo más sorprendente,  Kreutzberger ,que es grandilocuentemente director honorífico de la Fundación recibe un 5% de los fondos y nadie lo ha desmentido ni han demostrado lo contrario -recuerda también cuando Kreutzberger le pagó a una modelo maxicana para que callara su demanda de abuso sexual. El trato obligaba a la mujer a silenciarse para siempre sobre el tema-. Ese porcentaje es un millonario premio y un sueldo poco solidario en vista que para La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) somos el país con peor distribución de la riqueza entre varios indicadores más que atentan contra el discurso de la solidaridad.

El 2010, tras el terremoto, Kreutzberger vino desde Miami a organizar una nueva Teletón llamada “Chile ayuda a Chile”. Apelando a la unidad nacional, en pos de esta causa, movilizó a gran parte del país y juntó a la todavía presidenta Michelle Bachelet y al electo Sebastián Piñera en la campaña.

El evento recaudó aprox. 45.000 millones de pesos, triplicando la meta original. De estos fondos, 15.000 millones fueron destinados a la Fundación Un Techo Para Chile. Los 30.000 millones restantes fueron a parar directamente a la Fundación Teletón. Así, el generoso Mario se autopagó algo así como unos 1.500 millones.

A mi entender es correcto recibir remuneración y la campaña completa requiere de grandes esfuerzos y sacrificios. Lo que en lo personal me inquieta es el nivel de mentiras, de autoritarismo y manipulación que hay detrás de un masivo evento que predica con egocentrismo la solidaridad como marca. Me enoja que grandes millonarios, especialmente Kreutzberger, queden como altruistas. No existe hasta hoy ninguna prueba de alguna donación de Mario a su misma iniciativa ni ha podido probar lo contrario ante todo lo que se le acusa. Como mencionó, solo ha pagado por silencio.

Aunque la exacta distribución de los fondos es un misterio, eso son los números que se han podido levantar. Lo más impresionante es que al final del día, ninguno de los que lucran a la Teletón hacen aportes verdaderos más allá de la ida en banco en familia acompañado de las cámaras.

El poderoso directorio

8233443289_5f50c5529b_b-458x495El directorio actual está encabezado por el Director Honorario Mario Kreutzberger (estoy preparando una nota sobre él y su historia comercial que da para harto análisis). El Presidente es Patricio Jottar, Gerente General de Empresas CCU (de Luksic, amigo de Mario).

Luego se menciona a Alfredo Schönherr, director de Farmacias Ahumada (FASA). Urge recordar que FASA se coludió con otras cadenas para elevar los precios de más de 200 productos.

El secretaria general es Rodolfo Rosenfeld, el verdadero altruista que inició este cuento, pero que además es socio fundador de Clínica Las Condes.

Otro director es Ignacio Cueto, otrora gerente general de LAN y posible futuro director de la aerolínea.

También está Lázaro Calderón gerente general corporativo de Empresas Ripley. En Ripley, el 2015 los trabajadores iniciaron una nueva polémica huelga para exigir aumentos salariales (ya habían hecho una el 2013). Pese a las enormes utilidades de la empresa, ésta se negaba a aumentar los salarios (en su lugar ofrecía ridículos beneficios de 1.600 pesos para alimentación y locomoción. -Solo piensa el tremendo almuerzo que te puedes dar con ese gran bono-.). Según sus trabajadores, la intención de los gerentes era forzarlos a la huelga y hacer uso de las ventajas que la legislación laboral otorga a los patrones.

Otro director es nada más ni nada menos que Alfredo Moreno. El ex canciller es Presidente de Empresas Penta S.A. Por si fuera poco, Moreno lidera los directorios de las principales compañías del grupo en reemplazo de sus controladores Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, lo que habla de su cercanía con esos tipos imputados.

Otras polémicas

El 2002 Jorge González le cambió la letra a la canción “Quieren dinero” atacando directamente a la Teletón y al empresariado chileno (Puedes ver el video acá). Mario Kreutzberger increpó al músico. Aunque no hay registro audiovisuales, si hubo medios que se percataron del tema y en su momento criticaron la actitud autoritaria y matonezca del animador que se complementa a lo que luego sucedió con Francisco de la Maza.

Cuando De la Maza era alcalde de Las Condes, rechazó colocar gratuitamente pendones publicitarios en su comuna y pensó en cobrar por aquellas empresas que expusieran la publicidad junto al logo de la Teletón, para luego donar el dinero recaudado al evento benéfico. Kreutzberger rechazó la propuesta y respondió airado que el edil se estaba aprovechando políticamente del tema, a lo que De la Maza replicó catalogando al animador como “vaca sagrada” de actitud “mafiosa”. “No tengo por qué autorizar campañas publicitarias de empresas que están haciendo un negocio”, expresó el ex alcalde.

Para la campaña “Chile ayuda a Chile” el ex secretario municipal de Pelluhue, Guido Hernández, dijo que el municipio no recibió nada de parte de la Teletón. Prometieron ayuda cercana a los 400 millones de pesos que no recibieron. Claro, los de Teletón le pagaron a Un Techo para Chile y se desligaron del tema. Un buen negocio, por decir lo menos.

Por su parte, el ex alcalde de Tomé, comuna afectada por el tsunami en la Octava Región el 2010, Eduardo Aguilera, dijo que la Teletón, en conjunto con la Asociación Chilena de Municipalidades (ACHM), solo les donaron una camioneta para socorrer a las familias más afectadas en el balneario de Dichato. En la misma línea se pronunció el alcalde de Talcahuano, Gastón Saavedra, manifestando su descontento por la escasa ayuda real recibida. Estos fueron valientes que levantaron la voz en un Chile que aún es víctima de poderes autoritarios y censura.

En otra ocasión, incómodo se puso Kreutzberger en el programa Tolerancia Cero de CHV, en el que esquivó como pudo preguntas relativas a la solidaridad. Igual de descolocado pudimos verlo el 2008, cuando Leonardo Farkas, al momento de entregar mil millones de pesos, le tocó el bolsillo, después de decir: “Yo no tengo tanta plata como todos creen. Don Francisco sabe…”. Lo que es una provocación por donde se analice. El rubio ya no participa en la Teletón explicando sus diferencias que tiene con el animador. Revisa la audacia de Farkas acá.

Nada de esta nota intenta atacar a empleados de la Fundación ni a muchos involucrados que nada tienen que ver con este cuento del tío. Simplemente es una abertura de criterios para manejar mejor la solidaridad y ayudar a darle otro carácter.

Una de las alternativas para aportar y no caer en este juego es donar dinero directamente a la institución durante otras épocas del año, fechas en las cuales ni Kreutzberger ni las empresas, ni el show business están sacando tajada.

En el año 2016, Iván Álvarez, fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos (SII), declaró que la Teletón estaba vinculada con el caso Penta, caso judicial por fraude al fisco y corrupción dentro del grupo Penta, el cual supuestamente recibiría el 15% de la inversión de la Teletón a través del Banco de Chile. Carlos Alberto Délano fue director entre 2010 y 2014 de la Teletón y es otro amigo tanto de Mario. Hoy está formalizado individualmente por el caso Penta y la fiscalía pide 10 años de presidio.

Por lo demás, toda esta tremenda parafernalia llamada Teletón solo atiende a menos del 1% de la población en situación de discapacidad. Para peor, al llegar a los 20 años, ese pequeño porcentaje de chilenos no tiene salud, ni rehabilitación ni integración en la sociedad y son lanzados a la vida. Más aún, un 94% de personas con discapacidad nunca ha recibido atención médica ni rehabilitación, según cifras del Censo 2004 y que explica Hugo Torrealba, ex paciente Teletón acá.

Otro punto en todo esto son los derechos humanos y la dignidad de las personas.

La Ley 20.422, que entró en vigencia el 10 de febrero de 2010, dice que la rehabilitación es un deber del Estado y un derecho. Por ello, la existencia de la Teletón, desde 1978 hasta el día de hoy, habla de un Estado que en 34 años ha sido incapaz de generar una política adecuada para hacerse cargo de la discapacidad de nuestros compatriotas.

“Aplaudir la Teletón es celebrar la discriminación y segregación en que viven las personas con discapacidad en nuestro país”, dijo Alejandro Hernández secretario ejecutivo de la Fundación Nacional de Discapacitados (FND) a El Mostrador. Lo más grave, enfatizó, es que en Chile “los escasos recursos que mantiene el Estado se los otorga a una sola organización privada, como Teletón, y por otro lado esta misma campaña recauda el dinero de todos los chilenos para sí misma. Hay que recordar que Teletón no alcanza a atender al 0,8 por ciento de la población total de las personas con discapacidad. Entonces acá hay un gran negocio, un gran atropello a los derechos humanos de los niños y esto no lo digo yo, esto no lo decimos desde la fundación, esto lo dice la Organización de Naciones Unidas. Nosotros como fundación hacemos eco; yo, como activista en discapacidad y experto en la materia, también hago eco de las palabras de la ONU” explicó.

Resultado de imagen para teleton}

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s