Ley de Etiquetado de Celulares; un despropósito

Desde el lunes 13 de marzo de este 2017 comenzó a correr una nueva legislación para influir en la industria de las telecomunicaciones.

La letra chica de la ley es que incluye varios puntos que apenas han sido mencionados.

De partida, genera una base de datos (BBDD) de los celulares. Una BBDD estatal, pero administrada por los operadores privados. Si traigo un aparato de afuera deberé ingresarlo a esa base. A este proceso ya se le llama protocolo de registro de homologación. Si el dispositivo no es homologado, no puede ser comercializado en el país y hacerlo como particular, es un trámite engorroso.

Las compañías proveedoras podrán ofrecer la homologación gratis hasta para el 2% de sus clientes. También los usuarios tendrán una homologación al año gratis -sin costo, con burocracia-. Las empresas certificadoras –que no existen hoy y se licitarán- no están en la obligación de homologar gratis si superaron el 2% de equipos homologados en el año.

Ejemplo: Si en una empresa homologaron 100 equipos en un período, el 2% serían 2 equipos que homologan gratis por obligación, para el resto de los equipos no están obligados a hacerlo y ahí la cuestión se traspasaría al usuario.

Esto favorece lisa y llanamente a los gigantes actuales: Claro, WOM, Entel, Vtr, Movistar y Telsur. También atenta de manera directa contra emprendedores o pequeños distribuidores que importan por su cuenta.

Esta libertad de precio que se les entregará a los proveedores, los deja con otro punto a favor de negociación frente a consumidores -además de entregarles la cola corta del mercado-, en una industria que en Chile es considerada como una de las que entrega peor servicio a sus consumidores con las más altas tasas de reclamos.

Los operadores ya hace semanas anunciaban un aumento de tarifas. “La implementación de esta nueva ley podría significar un alza en los dispositivos de gama media y baja, ya que para que los equipos cumplan con lo exigido por la ley para obtener su sello verde, requerirán de componentes más caros, esto, desde luego, se traducirá en equipos de mayor valor”, sostuvo. Javier Valenzuela, gerente de Terminales de Movistar. Ojo como se le da otra connotación al sello, definiéndolo como un sello verde, término usado a productos amigables con el medio ambiente, pero en este caso, nada que ver.

En realidad es un juego comunicacional y de poder porque el mercado de los que se traen teléfonos fuera son consumidores informados. Aparte, se da esto solo con los teléfonos, pero algo así se podría replicar con televisores, notebooks, tablets, etc si hubiera real intención de legislar en el tema. Sin embargo, no se contemplan bajo ningún prisma, ni menciones.

El registro incluye más datos y atenta en contra de la libertad del usuario; desde la importación, pasando por el IMEI hasta la posibilidad de root -se exige información de sistema operativo-. Además contempla la obligación de contar con el Sistema de Alerta de Emergencia (SAE) -lo único positivo que le pude encontrar-.

Otros puntos a considerar es que se habla de redes y no frecuencias. En algunos casos una red 4G puede funcionar para un operador, pero no en otro, a pesar de que también ofrezca la red. Esto sucede por el tipo de banda, que es como quien diría el desglose de las redes y es ese el dato que debería estar presente. Entonces me pregunto ¿Por qué no se legalizó para que los aparatos vendidos en Chile deban funcionar en todas las redes que operan en el país?

También la homologación será un dolor de cabeza para el extranjero que prefiera comprar un chip en lugar de usar roaming internacional. Sobre todo porque se supone que la homologación se hace con la validación de RUT (únicamente chilenos), obligando a extranjeros a usar roaming. En realidad, al turista le es más conveniente comprar un chip que usar el roaming.

En lo personal, me causa gracia como las autoridades hacen ver a los consumidores como niños, poniéndole etiqueta a todo en vez de legalizar como corresponde. O sea, acá las empresas pueden hacer productos malos mientras tenga un sticker que te avise. En este caso, pensando que esta ley parte por una queja que hizo #WOM a que muchos portados no podían usar sus teléfonos que venían de otras compañías. Se sabe que #Movistar los bloqueaba a propósito en una práctica anti comercial que pasó desapercibida. Era más fácil prohibir el bloqueo o legalizar para que todos los celulares vendidos en el país funcionen con las redes que acá operan que este tramuyo extraño y, como nos tienen acostumbrados, ilógico.

Lo más paradójico de esto es que “no existe obligación para el rubro del gran comercio” según cuenta la Subsecretaría de Comunicaciones (Subtel) respecto a la obligación del retail y “no obliga a que todos los teléfonos sean compatibles con todas las bandas”, tampoco. O sea, fiscalización de papel.

Eso lo pueden verificar en las Preguntas Frecuentes del lamentable sitio que hicieron en la Subtel para la ocasión acá.

Como se mencionó, la ley comenzó a regir desde el lunes 13 de marzo del 2017 en una etapa de transición y será efectiva definitivamente desde el 1 de julio del presente año.

Si te gustó este artículo, ¡compártelo! ¡Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s