Eliodoro Matte Larraín

Eliodoro Matte Larraín es un millonario chileno, entre los 5 más ricos de este país. Además de su riqueza, es tremendamente poderoso. Históricamente ha movido los hilos de su influencia en su beneficio y demuestra en su persona el legado de una oligarquía cerrada, prepotente y que muchas veces, roza la ilegalidad y constantemente, la ética.

Eliodoro Matte

La influencia de la familia viene de bien atrás y comienza con el monopolio de CMPC cuando recurrió a sus contactos políticos, como el presidente de la República de la época, Arturo Alessandri Palma, cuya hija Rosa Ester se casó con Arturo Matte Larraín, primo de Eliodoro.

Hasta hace muy poco, la familia también estaba insertada en el gobierno de Michelle Bachelet con el ministro de energía Máximo Pacheco Matte –que a la vez uno de sus yernos es nada más ni nada menos que Sebastián Pizarro Cristi, uno de los hijos del senador Jorge Pizarro formalizado por facturas ideológicamente falsas-.

“Los dueños de Chile somos nosotros, los dueños del capital y del suelo; lo demás es masa influenciable y vendible; ella no pesa como opinión ni prestigio”. Las palabras corresponden a Eduardo Matte Perez, en 1889 cuando era canciller de Chile. Él fue bisabuelo de Eliodoro Matte Larraín.

En la actualidad, él y su familia controlan el área forestal con CMPC, y sus negocios pasan por la construcción (Volcán S.A), el rubro eléctrico (Colbún), las telecomunicaciones (Entel), el sistema bancario (Bice) y portuario (Puertos y Logística).

Su explosión de patrimonio se produce en los vínculos mismos con el régimen militar y como base apoyados por el decreto ley 701 –tan de moda este año por los masivos y polémicos incendios forestales en Chile- que favoreció a la industria mencionada. En 1981 Eliodoro asumió la gerencia general de la CMPC  la que controla sus inversiones en las áreas financiera (Banco Bice) y forestal (Mininco). Un tiempo más tarde, y tras el proceso de privatizaciones –costos subvalorados de empresas que se repartieron entre empresarios-, ingresaría en los sectores energético (Colbún) -que conduce su hermano Bernardo- portuario y telecomunicaciones (Entel). Patricia, socióloga de la Universidad Católica, formaba parte del staff de la dictadura en lo que entonces se llamó Oficina de Planificación Nacional (Odeplan) y además fue secretaria –o asesora- personal de Augusto Pinochet.

Tampoco ha estado exento de la política, entre otras cosas fue líder de la Secretaría Nacional de la Juventud durante el régimen y militó en Renovación Nacional (RN) hasta 1992.

Por si fuera poco, desestabilizaron el gobierno de Salvador Allende y promovieron el golpe de Estado a través de la campaña de publicidad “la Papelera, no”. Indiferente al momento político de ese gobierno, actuar directamente en contra es una acción delicada en una democracia, aún en crisis. Detalles completos de esta campaña lo puedes ver aquí.

También se le adjudica complicidad en la comuna de Laja durante el régimen. Alfredo Rehren Pulido era el comandante a cargo y luego de retirarse entró como empleado a la papelera.

“El militar que comandó todas las detenciones y las muertes, tanto en Laja como en Los Ángeles y todas las cercanías, que era el jefe del regimiento, el comandante del Regimiento de Los Ángeles, Alfredo Rehren Pulido, luego de enviar una patrulla militar de inteligencia al interior de la Papelera de Laja se jubila y pasa a trabajar a la Papelera”, dice el periodista Javier Rebolledo, autor del libro “A la sombra de los cuervos”, una complicidad indiscutible de parte de un ciudadano.

Sus irregularidades son incomprensibles. Hace menos de un año, en un predio de Forestal Mininco, la PDI encontró 85 ejemplares de cannabis sativa en estado de cultivo las cuales alcanzaban los 3 metros de altura. Más detalles de esta noticia acá.

Sus redes lo configura como parte del directorio de la Universidad Finis Terrae, ligada a los Legionarios de Cristo; Patricia Matte participa del ultraconservador Instituto Libertad y Desarrollo, cuyo consejo comparte con los ex ministros de Pinochet, Carlos Cáceres, Hernán Felipe Errázuriz y Hernán Büchi, del consejo asesor de Canal 13 y de la Sociedad de Instrucción Primaria, en tanto, Bernardo es vicepresidente de la Fundación Paz Ciudadana, que preside Agustín Edwards.

Colusión tissue

En 2015 CMPC se auto acusó a la Fiscalía Nacional Económica  (FNE) de haberse coludido durante 11 años con SCA (ex Pisa), para subir los precios y mantener las cuotas de mercado de los productos tissue. Matte se desatendió de responsabilidades y apuntó a sus ejecutivos. 

En diciembre de ese año renunció a la presidencia del Centro de Estudios Públicos (CEP), un estudio que le es propio y un cargo que ocupaba desde 1987. 

El 18 de marzo de 2016, anunció a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), que dejaba CMPC. Para el cargo se designó a Luis Felipe Gacitúa como el nuevo presidente, un conocido en las empresas de los Matte.

El resultado fue una sentencia de compensación en la que CMPC depositó $97mil millones en una cuenta del BancoEstado destinados a repartir a todos los chilenos mayores de 18 años. Este acuerdo es un gran negocio legal por cuanto se estafó en más de 500 millones de dólares a los consumidores chilenos, unos 330.567.150.000 –sí, son billones- en moneda de hoy. Además, el acuerdo se realizó a pesar de que se supo que los ejecutivos de la CMPC ocultaron registros contables, utilizaron celulares de prepago, se deshicieron de computadores y los arrojaron al canal San Carlos, según investigaciones policiales y judiciales.

La transferencia de esa compensación es un depósito renovable a 32 días acordados con la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus).

“Será destinado íntegramente a restitución para los consumidores en la forma y fecha que determine la mesa que encabeza el Sernac” dijeron en Conadecus.

Aún el Tribunal de Justicia debe ratificar el acuerdo, lo que no ha sido posible ya que el Sernac, no se ha pronunciado si aceptará dicho acuerdo o si optará por seguir trabajando en la mesa de diálogo que configuran además la empresa y la Conadecus.

A pesar de lo anterior, este 2017 CMPC mantuvo su monopolio con un 76% de la cuota de mercado, una baja de 6 puntos desde 2007 cuando tuvieron un 83,9% según Euromonitor.

Y a raíz del caso de colusión tissue surgió la figura de Patricio Gómez Bahamondes. Un hombre que por 40 años se había mantenido en silencio ante el poder de los Matte. A él, le endosaron la responsabilidad de haber firmado garantías por créditos que no se pagaron, aunque lo había autorizado el directorio –Eliodoro era parte de éste- en la empresa Aceros Andes mientras Gómez era gerente de Finanzas. Huyó del país a la Argentina esperando que la empresa cumpliera la promesa de arreglar las cosas, no lo hicieron y al volver, terminó preso. La historia es para no creer y está con detalles en un reportaje de Ciper acá

La extensión de la red

Fernando Karadima

Eliodoro Matte ha sido históricamente influenciado por su mujer, Pilar Capdevila, ella lo vinculó espiritual y económicamente a John O’Reilly y la Legión de Cristo. También a Fernando Karadima, el cura que los casó en una ceremonia privada (Matte financió su defensa en tribunales e incluso presionó al Fiscal Nacional Sabas Chahuán). Estos dos sacerdotes fueron acusados del mismo delito: abuso sexual. Además, Capdevilla apuntó a James Hamilton, principal testigo en el caso, como un actor, nada más ni nada menos que en medio del proceso.

Al cura O’Reilly lo invitaban a comer, le regalaron un auto y el llamado Cerro del Medio en La Dehesa. La decisión de donarle el Cerro del Medio a la Legión distanció a Matte de su íntimo amigo Raúl Ducci, a quien le había encomendado lotear los faldeos del cerro para construir viviendas. De un momento a otro le quitó el negocio a Ducci, sin explicación, provocándole un severo daño económico.

John O’ Reilly

En esa negociación, los Matte dejaron de pagar más de siete mil millones de pesos en contribuciones por el cerro del Medio de la Dehesa, gracias a que consiguió –bajo la influencia de su poder- que el Servicio de Impuestos Internos (SII) lo mantuviera como agrícola, pese a que estaba en el Plan Regulador de Lo Barnechea como urbano. El terreno de 42 hectáreas, fue vendido en 45.283 millones de pesos pese a ser considerado espacio agrícola por parte del SII y estaba tasado en solo 237 millones de pesos.

Esas 42 hectáreas del exclusivo barrio de La Dehesa fueron incluidas en 2002 en el Plan Regulador de Lo Barnechea dentro de la zona urbana, pero sus dueños lograron que el SII las siguiera catalogando como agrícolas durante 10 años más, lo que les permitió pagar sólo 2,3 millones de pesos anuales por impuestos territoriales. Hoy se sabe que bajo su verdadera tasación las contribuciones anuales que debía pagar serían de 885 millones de pesos. Aunque para comienzos de 2012 ya tenía todas las redes viales, eléctricas y sanitarias operativas, costeadas con fondos públicos de la Municipalidad de Lo Barnechea, los Matte pagaron un impuesto territorial irrisorio, como si ese enorme terreno fuera equivalente a una pequeña vivienda DFL2 de 50 metros cuadrados.

Eliodoro es íntimo amigo de Agustín Edwards (otro gran poderoso dueño de El Mercurio S.A.) y según María Olivia Monckeberg (periodista investigadora con varios libros a su haber) ha influido con presiones permanente en la función de la prensa nacional. (Para complementar, su hermano Bernado fue parte del consejo directivo de TVN). 

Colateralmente fue el que generó la renuncia de René Cortázar y Jaime Moreno Laval. Según relata Monckeberg, James Hamilton señaló durante las investigaciones del caso de Karadima que le parecía muy terrible ver que a gente con poder económico como Eliodoro Matte le dieran una audiencia con el fiscal nacional. Esto en referencia a que Eliodoro se reunió en persona con Sabas Chahuán el 12 de mayo de 2010 y que al poco se interrumpió la investigación del fiscal Xavier Armendáriz y la causa llegó a la justicia antigua. 

Arturo Fontaine también sufrió su mano y lo despidió. Principalmente por su ingreso al directorio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos y ciertos artículos contrarios ideológicamente desde el Centro de Estudios Públicos (CEP) rebelde a los intereses de los Matte, le pasaron la cuenta. 

Para fundar el CEP, Matte aportó US$15 millones; los demás fueron Wolf Von Appen, la Fundación Reinaldo Solari, Jean Paul Luksic, José Said, Luis Enrique Yarur y Roberto Angelini con US$4 millones cada uno; Juan Andrés Camus, Jorge Errázuriz y Juan Obach González con US$800 mil. Impresiona el poder de los apellidos en ese grupo; Said, Angelini, Matte, Luksic, Solari, Yarur son 6 de las 10 familias más millonarias del país.

Del tissue a los pañales

Luego vino la colusión de los pañales en la que CMPC pactó precios con la multinacional Kimberly Clark entre los años 2002 y 2009. Entre ellos tuvieron varias reuniones alta gerencia, definían precios y posicionamiento hasta que comenzaron a competir, sin embargo, solo nos enteramos cuando estaba prescrita (los casos de colusión prescriben en un plazo de 5 años).

Hidroaysen

Dieron un fuerte golpe al gobierno de Michelle Bachelet al paralizar el estudio de impacto ambiental de la línea de transmisión de HidroAysén, argumentando la falta de una política energética clara.

La decisión fue a través de Colbún porque en el clan no están dispuestos a asumir todos los costos económicos, sociales y de imagen que este proyecto implica. Como no, con tanta llama alrededor de sus nombres.

El primer comunicado de Colbún, firmado por Bernardo Larraín Matte en su calidad de presidente del directorio, decía que la empresa del Grupo Matte, que posee el 49% de las acciones de HidroAysén S.A., “estima que no están dadas las condiciones para desarrollar proyectos energéticos de esta magnitud y complejidad”.

El senador Antonio Horvarth (RN), uno de los más duros opositores a la construcción de las centrales, insistió en que el proyecto hidroeléctrico tiene “riesgos económicos” evidentes. Para él, HidroAysén es un proyecto “cada vez más inviable, y no sólo la línea de transmisión. Lo que corresponde es hacer una planificación estratégica de energía de la que carece nuestro país desde hace 25 años”.

Al salir de la papelera Eliodoro Matte dijo “somos humanos y podemos cometer errores”, pero este recuento demuestra una voluntad y una forma de hacer las cosas, distinto a una puntualidad.

Anuncios

Un comentario en “Eliodoro Matte Larraín

  1. Pingback: Colusión distinto colaboración | José Tomás Ferretti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s