¿Aló? ¿Prevención?

En algún momento yo participé en la realización de una campaña comunicacional de nivel nacional promoviendo la seguridad preventiva. Esa campaña incluyó varias actividades y una lista larga de actores que durante meses se reunieron periódicamente para llegar a resultados.

Aparte de efectos menores, lo que quedó fue un video de pocos minutos que se muestra por orden ministerial en los buses interurbanos. La animación es un símil a lo que hacen en el avión; te explican sistemas de emergencia, derechos y deberes. Ok.

Estaba yo saliendo del diario. Afuera llovía a cántaros, horizontal, densa. Clásica lluvia del sur, estaba en Puerto Montt. A esa altura ya está oscuro, se reconocen los focos y la luminaria principal pasa a ser la de los autos, y a calle vacía, igual a oscuridad dominante.

Para irme a Puerto Varas debía tomarme un bus interurbano. La micro, el transporte público zonal.

Comienza el  video mencionado antes y una gota se desliza desde mi boca. Una sorpresa y sonrío.

Pero esa sonrisa hoy significa poco. El bus no tenía cinturones de seguridad individualizados como dice por ley el instructivo audiovisual, tampoco luz apropiada al interior, menos información mínima y requerida de seguridad. Uno a uno fueron subiendo; ella, tú y ellos.

Había un sticker por ahí debajo de otros papeles pegados, ese que avisa la capacidad máxima del bus.

Ha pasado un tiempo y no recuerdo la cifra, pero sé que responde sólo a los pasajeros sentados, en este bus, yo diría que un tercio.

Así parte. Ese bus se va por la carretera. Y la cruza a unos 110 km/h, con la inmensa mayoría de la gente de pie, cuerpos que vuelan a cada curva o aceleración. La radio está fuerte, es cumbia.

Como dije, el video expone una serie de obligaciones. Las de parte del transportista no se cumplía ninguna. Las comprometidas al usuario tampoco se cumplían.

Escuché días después una conversa de mi madre con mi hermana en la que esta última defendía el transporte; rápido y seguro. Por supuesto, la adolescente iba en el típico grupito de amigas. Seis, suelen ir de a seis.

Va a pasar que uno de estos buses choque a altas velocidad en la carretera. Faltará que se muera el hijo, sobrino o abuelo de un personaje relevante de la zona y ya está. Comienza el debate. En menos de 3 meses hay o 2 escenarios: la discusión se extendió a nivel nacional (transporte público en regiones) o ya está legislado o solucionado con fiscalización municipal o regional.Bus regional

Esas máquinas son peligrosas y el sistema en sí está llena de vicios, sólo falta que muera alguien, un referente en la sociedad y el tema es portada en todos los diarios, todos los días, durante varios días. Chile style.

#SomosTanPencas

Si te gustó este artículo, ¡compártelo! ¡Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s