De que se trata?


Son casi cinco para las cinco.

Un miércoles. Hubo carrete. De hecho, un cumpleaños. Puta que me reí. Gocé. Lloré de la risa y el estómago se quejó con la central por tanta explosión.

(Me acabo de acordar de algo muy excitante, pero no para contar. Sorry. )

Es bueno disfrutar de esos buenos momentos distendidos. El problema es que uno quiere más. La única ambición del callejero y se encuentra como yo hoy escribiendo a la 5 de la mañana de un miércoles cualquiera de la vida eterna.

Pa’ mi no es tan arbitrario…creo.

No sé, pero ahora que vengo “de visita” a Santiago igual los hechos, circunstancias, eventos que suceden me parecen más especiales, más peculiares.
Me acuerdo que siempre decía….y mientras escribía me olvidé (…A veces pasa).
Así es este cuento. Sigue siendo entretenido. ¿Es esa la gracia?

…Y menos mal…me acordé.

Hablaba antes que yo tenía la idea de comentar, o patentar, la creencia de que todo era un tablero y que en consecuencia la vida misma lo era.
A las mujeres siempre les ha encantado. Es muy estúpido, pero el juego con la arbietrariedad simplemente por decirlo les causa una extraña corriente que yo creo que recorre sus cuerpos en el instante mismo de la eterna victimaria mueca de apuros en sorpresa. Era más fácil decir bla bla. Más corto. No difieren. Yo me entiendo. Hoy por mí, es suficiente.

Algo cambia, no alcanza.

No sé que digo. Muchos no.
Negatividad, parece que es el inconsciente imperante. La verdad me perdí. Me vivo perdiendo y eso es bastante entretenido. Eso es lo bueno de esto. Es literalmente puro escribir o escribir fantasmas. Es posible que no me lleve a nada de nada. Hasta firmo por eso. Igual. Tengo al lado mío un chocolate Hersheys blanco Cookies and Cream. Puta el elemento del deseo cuaticamente rico. Se pasó. Cada bocado casi…

Algo raro está pasando en mi pc. Escribo y cuando aprieto la barra espaciadora me borra todo lo anterior. Así, no me deja expresar.

Gusanos.

Miserables.

Y me cansé. Pero me sigue una energía y ahora si que no sé que hacer. Muy tarde para ver una película. Muy tarde para todo. Resumiendo todo esto, parece que ahora vengo a entender que estoy o puedo estar un poco cansado.

Condicional.

Sin aceptar.
Una cabeza, nada líneal.
Que haya registro que si hubo jugo, no fue en vano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s