Juicio Permanente

Hay una esfera personal, interna, secreta en cada uno. Como personas y especie somos absolutamente todos unos seres inseguros.

Sólo el capaz de trascender los niveles de conciencia podría salirse de esta hipótesis.

La mente nos habla mientras caminamos o mientras estamos sentados. No para. A todo segundo nos lanza mensajes. Hay veces en que uno desearía que no lo hiciera, pero la muy astuta no calla.

Nuestra nuclear inseguridad es social. Nadie sabe que piensa el de al lado. Todos se someten al juicio del resto a cada instante de sus vidas.

Así, el orgullo y lo soberbia parecen ridículos y denotan nuestro ego actuando sobre nosotros.

Esa inseguridad se escapa de nuestro control. Es involuntaria y reconocer esa vulnerabilidad es una herramienta que te pone un escalón arriba del resto.

Nadie puede creerse lo que otro te puede rebatir.

Anuncios

Un comentario en “Juicio Permanente

  1. Es chistoso darse cuenta que hay momentos en que uno camina por la calle pensando “hoy es un buen dia y me siento bien conmigo” el caminar cambia, al igual que la postura y el mirar…pero hay un momento en que hay una pequeña variación…es ESE momento en que uno se encorva y se exteriorisa; vulnerables, observadores y pensadores de prejuicios. Uno se vuelve uno de ellos, de los grises, blancos y negros, dejamos el color que nos da seguridad y nos juntamos a la masa que intenta portegerse en simismandose pero inconcietemente olvidandose del sí mismo, por lo que afloran esas inseguridades que no nos dejan escapar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s